Esta pagina tiene música.

HUELLAS QUE CUIDAN

 

 

Soñé que caminaba por una playa larga junto con Eleggua, y que en el cielo se iban reflejando escenas de mi vida pasada.

En cada una de esas escenas veía siempre huellas de dos personas sobre la arena, unas eran las mías y las otras las de mi Angel de la Guarda.

Cuando se reflejó la última escena de mi vida, miré hacia atrás.

Noté que en muchas ocasiones a través del sendero de mi vida, había sólo un par de huellas y también noté que eso sucedía durante las épocas y momentos más tristes y dolorosos de mi vida.

Le pregunté a Eleggua el por qué de aquello: -"Eleggua, tú me dijiste que una vez que yo hubiera decidido seguirte, siempre estarías comigo abriendo mis caminos... pero he notado que cuando yo más sufría, sólo había un par de huellas y no entiendo por qué me abandonaste cuando yo más te necesitaba".

Eleggua me respondió:

- "Hijo amado, yo nunca te abandonaría en tus momentos difíciles de angustia y sufrimiento. - Cuando tú has visto un solo par de huellas, era que yo te cargaba en mis brazos".